CARRERA AFRICANA III EDICIÓN DIA 14 DE MARZO 2015

Retomo este blog una vez inscrito en la III edición de la Carrera Africana modalidad de bicicleta.

Mi objetivo es dejar constancia del proceso de entrenamiento y preparativos para poder terminar la carrera, y de paso si a alguien le ayuda o le sirve de estímulo, pues estupendo.

Primero, veamos los antecedentes.

Participé en la II Carrera del año 2014 (por ironías del destino resulta que con 42 años voy a participar en dos carreras, cumplo el 18 de marzo, y como el año pasado fue el 4 de abril, pues al adelantarla al 14 de abril me pilla con los mismos años). Acabé el 190 y algo en la general y el 73 en mi categoría. La verdad es que acabé un peor de lo que eran mis expectativas, pero en otra entrada explicaré las razones.

Como ya dije en su momento, el ambiente genial; la organización un 10 sobre 10. Resumiendo: nos lo pasamos pipa.

Recomiendo vivamente la participación de todo aquel que crea que pueda terminarla. Es una experiencia única y sobre todo -en mi caso- una verdadera prueba contra conmigo mismo.

Dicho todo lo anterior, hay que remarcar los puntos negativos que -en mi opinión- deslucen un pelín esta carrera (que repito, en sí misma es una pasada):

1) La hora de salida: las bicis salen a las 14:00 y l@s corredores a las 14:15. Ciertamente es una hora muy mala. Tienes que papear algo fuertecillo en torno a las 12:00, ir al baño antes de pasar el control (hay servicios portátiles en la zona de salida pero hay mucha gente y hay que esperar un buen rato para entrar) y definitivamente el trastorno de la comida hace pupa. Aparte, para los corredores, muchos de ellos le echan más de 5, 6 y 7 horas, o sea que llegan de noche cerrada a la meta, y les pillan bastante tramos de tierra a oscuras. Los motivos que da la organización para poner esa hora es por el tema del tráfico en la ciudad: un tramo importante discurre por el centro urbano, y con objeto de afectar lo menos posible al comercio pues ponen la salida a esa hora. La verdad es que es un motivo futil porque… ¡el tráfico está cortado en el tramo urbano desde la mañana! A la organización le han llegado ya varias quejas sobre este asunto y ya para el año que viene a ver si le dan alguna solución. Porque la verdad, se puede salir a las 9:00 o a las 10:00 y las bicis -la mayoría- para la 14:00 – 15:00 ya hemos terminado y a los corredores tendrían un margen de 3, 4 horas adicionales de luz (además este año, para más INRI, se hace antes del cambio de hora…).

2) La cantidad de ciclistas en la salida: a ver, no digo que haya menos gente, al contrario, el ambiente está muy chulo y muy sano. Lo que estaría bien sería una salida escalonada, a ver tipo dorsales del 1 al 200: salida a la hora que se diga, los del 200 al 400, 5 minutos después, etc. Como llevamos chip, pues no hay problemas con los tiempos. Lo que ocurre ahora es que se forman aglomeraciones en la salida y en cuanto “el pelotón” llega a las pistas, que se estrecha el camino, pues como haya uno delante tuya más flojete y vaya más lento, pues en muchos tramos es imposible adelantar, y te tienes que armar de paciencia. En otros tramos es imposible literalmente adelantar (el ancho es de poco más de 80 cm.) con laterales en caída por barranco. Si además llegas un poco mas tarde al control, te tienes que esperar a que el grueso salga antes que tú, con lo que solo te queda ponerte a correr como loco al principio (tramo urbano, con calles amplias) para intentar quitarte a la mayor cantidad posible de gente que luego muchos de ellos van a ir más lento que tú y te entorpecen.

Bueno… creo que no se me queda nada más de momento con respecto a los puntos a mejorar.

Este fin de semana salimos a entrenar aunque llueva o haga viento. El lunes os cuento.

Saludos.

Anuncios

¡QUIERO PODER ELEGIR!

Ayer abdicó Juan Carlos I, Rey de España. No voy a perder mucho tiempo en valorar la labor a lo largo de su reinado. En perspectiva, creo que ha beneficiado al país. Por supuesto que en los últimos tiempos se ha ido descosiendo su prestigio tanto por actitudes propias como por las de algunos que se arrimaron a su sombra. No voy a gastar teclas escribiendo sobre estos temas. Por resumir: supo estar cuando había que estar y hacer lo que había que hacer para implantar el régimen democrático. Con eso me basta.

Dicho lo cual añado: NO SOY MONÁRQUICO. No me gusta la monarquía como institución, con todas sus prebendas hereditarias, y su parafernalia artificial para aislarla del común de los mortales. Pero sobre todo, me asquea profundamente ese blindaje legal que hace que en la práctica sean intocables hagan lo que hagan. Y si este blindaje legal no vale, pues se moviliza a los recursos del Estado para hacer la faena. Por supuesto que entiendo que el Jefe del Estado -sea Rey o Presidente- ha de estar convenientemente protegido legalmente para que sus acciones sean LAS DE TODOS EN LA MEDIDA DE SUS POSIBILIDADES y no andar preocupado porque aquellos o estos lo frían a querellas o juicios. Pero no llegar al extremo de la inviolabilidad.

No soy idiota hasta el extremo de pensar que porque en España haya un Jefe del Estado elegido democráticamente en vez ser heredado de Reyes a Príncipes vayamos a arreglar las cosas que están mal en este país. Ni siquiera estoy del todo seguro que nos fuera a resultar más barato. Pero hay algo de lo que sí lo estoy: si escogemos un Jefe del Estado en votación democrática, y este va y la pifia, en las próximas votaciones lo largamos. Si un Rey la caga, pues no lo comemos con patatas durante décadas. Creo que este sería un mensaje muy potente para el resto de la clase política: “Atento que si hasta el Jefe del Estado está interino en su puesto y ha de revalidar su puesto según sus méritos ante los ciudadanos” es bastante mejor que el que más o menos rige hoy en día la política de España: “Aquí no nos va a pasar nada y somos intocables”.

Pero hay algo que aún me pone de más mala leche. Y es la manía (la puta manía) que tiene la casta política de pensar por mi. Vamos a ver. Yo no pido la República. Es más, estoy convencido de que si se  preguntara a los españoles volvería a ser escogida la Monarquía Parlamentaria como forma del Estado. Seguro, vamos. Pero cojones, ¡DEJADME DAR MI OPINIÓN! ¡DEJAD QUE DEMOS LA OPINIÓN LOS CIUDADANOS! ¡Las circustancias actuales no son la de finales de los 70! Si seguís con el mantra de que lo escogieron mis padres y mis abuelos es bueno para mí y para mis hijos, la casta lo lleva de culo. A la izquierda ya vemos el resultado de Podemos; por la derecha es solo cuestión de tiempo de que aparezca algo parecido a VOX pero con dirigentes que no revuelvan el estómago y con un discurso menos basado en las banderitas españolas y asuntos territoriales (que al común de los españoles se la repanfinfla) y se pasen al discurso más efectivo y directo del tipo Frente Nacional de Francia.

Como norma general, y en mi opinión, los españoles somos maduros, y sabemos bastante bien lo que nos interesa y lo que no, al menos en cuestiones fundamentales como esta de la Jefatura del Estado. No cometáis el error de pensar por nosotros. Y si lo cometéis, asumid las consecuencias (y creo que la menor de ella será la de tener un parlamento ingobernable).

Mi análisis de la II Carrera Africana (Melilla)

Pronto va a hacer un mes que se celebró la II Carrera Africana de Melilla. Participé en ella y la terminé.

Después de todo este tiempo, de hablar con otras personas que también estuvieron y de dejar reposar esta vivencia, paso a comentar mis experiencias y sugerencias (si es que alguien lee estas líneas) para futuras ediciones.

1. LA ORGANIZACIÓN.

Perfecta. No se puede decir otra cosa. La entrega de dorsales; la recepción el día de la carrera; los avituallamientos a lo largo del recorrido; la asistencia a los que se caían o desfallecían; la llegada a meta… Todo rozó la perfección. Seguramente habrá cosas que a otros participantes les pacerá mejorables, pero mi percepción subjetiva es que fue sublime.

2. LOS PARTICIPANTES.

Otro diez sobre diez. Bueno, al menos con los que compartí tramos durante la carrera. Imagino que los «pro» irían a su bola en plan competitivo total, pero al resto, que nuestro objetivo -al menos el mío y los que venían conmigo- era terminarla y los ánimos que nos dábamos entre todos eran constantes, así como el echar una mano a los que encontraban dificultades mecánicas. Yo no vi nada de piques que pudieran derivar en accidentes o malos rollos.

3. LOS MILITARES.

Otro diez para los legionarios por su apoyo constante e incondicional. Se agradece un montón cuando te duelen hasta las muelas. Los avituallamientos, perfectos. Rápidos y precisos. Para el año que viene -si la hago otra vez- ya sé que no tengo que cargarme con barritas o geles en cantidad (ni tampoco de bebida energética en cantidades industriales), porque (1) no te da tiempo a abrirlas, y (2) los avituallamientos te proporcionan justo lo que necesitas.

4. EL PÚBLICO.

Otro diez. Los apoyos fueron constantes durante todo el recorrido. En todos los tramos y en todas las circunstancias. Hasta en los sitios más inesperados y perdidos había alguien que te regalaba palabras de ánimo. Nuevamente, un diez para los ciudadanos.

5. EL RECORRIDO.

Como ya sabéis, analicé parte del recorrido en este mismo blog, pero la verdad es que descubrí tramos que aun siendo yo de Melilla no sabía que existían o que fueran transitables con la bici. En particular, los del barranco del río Nano. No se pudo entrar finalmente a la base Alfonso XIII, y el parque forestal se afrontó desde la entrada que conecta con la pista de carros, y no desde la propia carretera de Alfonso XIII, como estaba previsto. A muchos participantes los GPS dieron menos de 75 km. (yo no puse el mío), casi todos coinciden en 73 km. y muy poco más.

A toro pasado, la dificultad no era muy grande, la verdad; lo que molestó mucho -sobre todo al principio- fue el poniente moderado que soplaba de cara. Personalmente tuve bajón -relativo- a mediados de la carrera; sobre todo empezaron a dolerme intensamente los cuadríceps cuando estábamos por la zona del parque forestal. Curiosamente, a otros participantes les pegaban tirones los gemelos o los abductores, pues yo no sentí nada anormal. Pero los cuadríceps me dolieron mucho en ese momento. Desde ahí para adelante no pude ponerme de pie a pedalear de lo mucho que me tiraban, ya casi hasta el final. En cualquier caso el dolor no llegó a ser invalidante y conforme me acercaba al final fue remitiendo algo. Otra cosa que me fastidió mucho fue que no me puse protección solar y me quemé los brazos (tuve escalofríos). Pero bueno, me puse el quitavientos ya en el tramo final (subiendo la cuesta del toro) y mejoró. Al día siguiente no tuve casi agujetas, todo sea dicho.

Mecánicamente, la bici se portó de maravilla a pesar de los años que ya tiene encima. Sólo al final, pero al final, cuando bajaba los escalones de Melila la Vieja (que había que echarse la bici al hombro), me di cuenta que se había aflojado la llave del eje del buje delantero (para habernos matado, pensé) y que la rueda estaba medio suelta. Pues nada, apretón a la llave y a terminar. Ví a muchos otros participantes con problemas mecánicos (y pinchazos, claro). Una de dos, o las bicis buenas y modernas son más flojas, o algunas personas no revisan las bicis antes de la carrera (desde aquí, gracias una vez más a José Carlos y su hermano Andrés, del taller La Vela de Melilla, por el repaso que le dieron a la mía).

6. DETALLES PARA MEJORAR.

El primero puede parecer una tontería, pero a mi me fastidió algo, sobre todo al principio: no se podían utilizar auriculares con música. Jolín, si te has estado entrenando todo el año con auriculares y te los prohíben usar el día de la carrera, menuda faena. Habría que haberlo advertido en las normas de la carrera, y más cuando el motivo era razonable (por seguridad, para escuchar a otros participantes o a cualquier vehículo de emergencia que tuviera que circular por el recorrido).

La principal pega, a mi entender, es la gran cantidad de participantes. Que se me entienda bien, no digo que haya que bajar el número, no. Más bien, escalonar la salida de todos, porque en muchos tramos se formaba una pelotera de gente que hacía inviable los adelantamientos: si alguien por el motivo que fuera se paraba y seguía el tramo andando, todos los que íbamos detrás, a pararse, bajarse y seguir andando.

Sospecho que los que salieron justo al principio tuvieron menos pegas en este sentido, pero para los que íbamos en el pelotón de en medio -al menos en mi caso- esto fue a veces muy frustrante.

Si el año que viene hay más participantes, SUGIERO, que se cambie al menos el lugar de la salida para que no haya tanta pelotera al principio y sobre todo que se escalonen las salidas: todos llevamos chip de control individual de tiempos, así que da igual salir en cualquier grupo. Se podría organizar la salida haciendo que los primeros 100-200 dorsales salieran a la hora que fuera; 2-3 minutos después los siguientes 100-200, y así sucesivamente.

Por último, ¿no es muy tarde salir a las 14:00?

Espero vuestros comentarios.

II CARRERA AFRICANA. VI.

 

Miro el blog y veo que llevo más de una semana sin actualizarlo, en relación al tema de la preparación de la carrera africana.

Bueno pues seguimos.

El fin de semana pasado, 22 y 23 de febrero, hicimos dos salidas largas. En ambos casos hemos bajado a Aguadú (y vuelto a subir, claro). Ya me encuentro más cómodo en las subidas; las hago sin bajar al plato pequeño, tan solo juego con los piñones.

El sábado subimos a los pinos por la cuesta de la peseta:

Screenshot_2014-02-24-08-23-42

Ah, pude ver parte de la pista por la que discurre la carrera, justo después de dejar atrás la parte hormigonada de la cuesta de la peseta (página 24 y siguientes del primer fichero pdf del tramo de la carrera). Es una bajada continua y estrecha, hay que andarse con ojo al hacerla. Va a desembocar a la carretera de la Cañada (y de allí, el día de la carrera se entra por una puerta al recinto inferior del Cuartel de La Legión; me informan que es pista pero no muy dura).

Y el domingo lo hicimos por la pista que se inicia en el polvorín:

Screenshot_2014-02-24-08-23-07

Todavía no he conseguido subir esta mierda de pista, y no es porque tenga una pendiente especialmente alta, no, es que está hecha unos zorros: me tengo que bajar porque clavo alguna rueda y ya no consigo seguir. Mi consejo es empezar a subirla por el lateral izquierdo (que acojona ver la caída que hay) y justo cuando se ven los dos «cráteres» pasarse rápido a la vereda derecha. Si esta tarde salgo la voy a intentar otra vez.

Como anédocta, pude sacar otro vídeo de estos de time lapse el domingo. Aquí está el resultado:

Ayer también salimos (con el viento) mi sobrino Ismael y yo.

Screenshot_2014-02-26-10-24-16

El entreno fue bien. El viento nos molestó bastante, pero hay que reconocer que ir contra el poniente hace que ganes resistencia.

Bueno, y ahora seguimos con el análisis del recorrido; lo dejamos en la página 30, vamos entonces a:

Pag 31: Se sigue por la explanada del campo de maniobras, pero ahora se sube a la parte más pedregosa; aprox 0,30 km.

Pag 32: pues igual que lo anterior, explanada, pero al llegar más o menos a la puerta del Centro Recreativo del Fuerte se gira hacia la derecha; aprox 0,46 km.

Pag 33: se prosigue por la pista anterior y al llegar a la parte de atrás del aparcamiento que hay frente a la base de antiáreos nos adentramos en la arboleda, y se sigue en dirección hacia el campo de tiro. Aprox 0,55 km.

Pag 34: se prosigue un poco más por esa pista en mitad del arbolado y luego se vuelve a salir a la explanada en la que estábamos antes, se hace una parte en paralelo a donde acabamos de estar, se gira bruscamente a la izquierda y se toma dirección al Poblado, pero nuevamente se vuelve a girar a izquierda y nos vamos directamente al campo de tiro; aprox 1,25 km.

Pág 35: resumiendo, nos recorremos todo el campo de tiro; aprox 1,93 km

Pág 36: se sale del campo de tiro por la puerta que da a la carretera que baja a Aguadú; se baja y se sube (que tiemblen las piernas); al subir nos dirigimos a la base antiárea. Aprx 1,92 km.

Pags 37 y 38: se rodea todo el interio de la base de artillería antiárea y se sale a la carretera, dirección hacia El Fuerte, pero la dejamos rápidamente para meternos por la pista que lleva hasta el mirador de los cortados. Aprox. 2”07 km.

Pag 39: se llega hasta el mirador y se sube hacia la pista que usa la Guardia Civil para el control de la valla. Este tramos ES MUY DURO, en particular la subida desde el mirador hasta el camino de servicio de la G. Civil. Piso en mal estado y mucha pendiente. Aprox 0”67 km.

Pag 40: Se sigue un tramo del camino de servicio de la G. Civil y posteriormente se abandona para adentrarse por los pinos y recorrerse las pistas que hay en el interior (donde habitualmente se hacen las barbacoas, vamos) y terminamos por detrás de El Fuerte. Aprox 1”22 km.

Total (aprox): 10,37 km.

Esta parte del recorrido es chunga chunga chungaleta; sobre todo por el estado del piso (casi todo es pista llena de piedras, preparad las cámaras de repuesto), y la subida tanto de Aguadú como el tramito corto pero duro muy duro del mirador.

Así que queridos niños… ¡a entrenar!

Nos vemos…

CORREOS, UNIVERSIDADES Y SOLUCIONES PINTORESCAS…

Hace ya unos días mantuve una serie de intercambios de tuits con la viceconsejera de Juventud de la Ciudad Autónoma de Melilla -Sofía Acedo- (podéis ver el TL en mi cuenta @alfonso_g_tejeo) sobre el tema de una posible ampliación del Campus de la UGR en Melilla para poder acoger a los hipotéticos «nuevos alumnos» de las hipotéticas «nuevas carreras» que la UGR hipotéticamente iba a implantar en Melilla.

Conviene recordar que trabajo en la UGR, en el propio Campus de Melilla, así que parto con algo de ventaja en todo lo que voy a contar a continuación.

Bueno, pues dicha conversación acabó la semana pasado con una anuncio por parte de la anteriormente mencionada Viceconsejera, en el que me avisaba de que la Ciudad Autónoma había comprado el edificio del antiguo Correos por 3 millones y pico de euros para un uso UNIVERSITARIO.

Bueno, nada más conocer la noticia me pareció algo fantástico: era una reivindicación histórica de los centros del Campus el ampliar el espacio físico de los edificios del Campus para poder montar aulas, despachos y seminarios nuevos que pudieran albergar a los nuevos alumnos, su docencia y a los profesores que en teoría impartirían los nuevos créditos.

Pero según han ido pasando los días y he ido hablando con diferentes personalidades sobre este asunto, la cosa está más ocura de lo que en principio parece. Veamos las derivadas más «curiosas» de este tema:

1) Así, a bote pronto, conviene visitar esta web:

http://www.elfarodigital.es/melilla/educacion/36417-imbroda-rechaza-la-construccion-de-un-nuevo-campus-en-santiago.html#

En el que efectivamente Imbroda ya pide el edificio de Correos para albergar posibles ampliaciones de carreras (hace gracia ver que decía que es posible implantar ¡1º de Medicina! -junto a Fisioterapia, que ya está descartada que se implante en Melilla)… pero ¡OJO! no dice que quiera comprarla sino que le pedía al gobierno central que remodelara el edificio de Correos y cediera su uso para acoger el uso universitario.

Ahora ya la cosa cambia. En el gobierno central está el PP, y por tanto el PP controla el ente público de Correos, Imbroda ya no pide la cesión del edificio sino que va y lo compra por 3,1 millones de euros (a pagar en cómodos plazos, eso sí). A eso en mi tierra se le llama bajada de pantalones de dimensiones épicas (antes pedíamos cesión a ZP, ahora con Rajoy a pagar).

2) Hablo con algunos antiguos trabajadores de Correos y me dicen que el estado interior del edificio es lamentable y que prácticamente está inutilizado para su uso. Bueno, pues entonces habrá que hacer su reformado para adecuarlo a las necesidades docentes de la UGR ¿no? O dicho de otro modo, más pasta encima de la mesa… pero esta vez ya podemos indiñársela a amigos nuestros. Y no estamos hablando de pecata minuta, no, podríamos fácilmente (Y TIRANDO POR LO BAJO) hablar de 300.000 euros adicionales a lo que ha costado el edificio.

3) Y digo yo, que soy un ignorante supino, ¿NO HUBIESE SALIDO MÁS BARATO -PERO MUCHO MÁS BARATO- HABER CONCERTADO DIRECTAMENTE CON LA UGR LA CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO EDIFICIO DENTRO DEL PROPIO CAMPUS? ¿Por qué ese interés en particular por el edificio de Correos? ¿Ha pensado Imbroda QUE A LO MEJOR a la UGR no le interesa ese edificio QUE QUEDA FUERA DEL CAMPUS y genera graves problemas para el personal?

4) Dividir los Campus nunca es buena solución; de hecho en la propia Granada la tendencia ha sido la de ir «centralizando» las Facultades dispersas en Campus que agrupan carreras afines. Tener edificios alejados unos de otros acarrea graves problemas de movilidad, horarios y disponibilidad del personal. Cabe recordar que las carreras se conforman con los créditos que imparten los diferentes departamentos asociados a asignaturas de diferentes titulaciones. Es decir, un mismo profesor puede impartir docencia de una asignatura en un centro y otra asignatura en otro centro. Si -por poner un ejemplo hipotético- Derecho+La carrera que sea se imparte en el edificio de Correos y hay PDIs que tienen que dar asignaturas allí y también en el propio Campus ¿lo vamos a tener todo el día pegando viajes? ¿Y las tutorías? ¿Tendrán los alumnos que salir de un edificio escopeteados hacia otro para asistir a las tutorías?

Por no hablar de los problemas de la interconexión de ese edificio a la red informática de la UGR (aquí soy yo el especialista, y ya hablaremos otro día del trajín que sería esto) o el mantenimiento diario las instalaciones, así como la gestión de los conserjes, etc.

5) También he hablado con diversos cargos de los centros del Campus y la sensación que ha dejado la noticia (¡inesperada para ellos!) Y ESTO ES UNA CONCLUSIÓN PROPIA MÍA es que no se ha contado con la UGR para este tema, sino que el interés por adquirir el edificio ha primado sobre conocer las necesidades reales del Campus y haber planificado una solución más duradera, útil y BARATA para la propia Universidad que la del edifico de Correos (que por supuesto es más rápida, pues podría «ofrecerse» relativamente pronto para que albergara al menos alguna de diversas carreras nuevas prometidas por Imborda, y al menos llevar algo hecho en este ámbito a las próximas elecciones).

Saludos y seguiremos informando.

II Carrera Africana. IV.

He estado unos días sin actualizar el blog. Retomo hoy con el resumen de los entrenamientos de este fin de semana y a ver si me da tiempo a pegarle otro repaso al recorrido. También os voy a poner un curioso vídeo que hice ayer.

Lo primero, entrenos:

el sábado y el domingo salí; el sábado acompañado, ayer solo. El sábado tuvimos que acortar el recorrido porque a mi compañero Juan le pasaron las siguientes cosas:

1) le dió una medio pájara subiendo al peseta, y

2) se cayó y anduvo dolorido.

Dadas esas circunstancias, el entreno fue más suave de lo habitual: aquí os pongo el resumen que me da CardioTrainer (otro día hablaremos de las apps para entrenamientos):

Pájaras, caída, vaya un día (y eso que hacía bueno)

Pájaras, caída, vaya un día (y eso que hacía bueno)

Ayer domingo salí solo y fíjate tú que me hice mi récord hasta la fecha y en un tiempo creo que razonable, teniendo en cuenta que me estuvo pegando el viento de norte de cara casi todo el recorrido digamos duro. Paradójicamente, resulta que en la famosa cuesta de la peseta (otra vez) no se nota al menos el poniente-norte; es decir, es tan jodía que da igual que te sople o no el viento, o al menos yo no la noté. Por cierto, el primer tramo de la cuesta lo conseguí subir -por primera vez ¡hurra!- con plato mediano, sin tener que bajar al chico. Después de la curva a izquierda que hay sí bajé a plato chico. La verdad es que podría haber bajado a Aguadú, pero me dio pereza. Bajé -al igual que el sábado- por la pista que va desde el antiguo depósito de agua al polvorín (en la carrera se sube) y debo decir que ESTÁ IMPRACTICABLE. Ha debido subir por allí algún tipo de vehículo pesado que ha hecho unas hondonadas en las que te quedas clavado. Así que el día de la carrera, sin pudor, a bajarse de la burra y a patita. No sé si el ayuntamiento debería pegarle un repaso a ese camino porque vamos a dar un impresión muy chunga a la gente de afuera.

Tampoco está muy decente el tramo de la pista de carros que va desde la Purísima hasta el CETI, sobre todo al principio: parece una escombrera, vamos que lo es.

Aquí va el resumen:

 

Yo solito... y mira qué bien salió.

Yo solito… y mira qué bien salió.

Por primera vez ayer conseguí grabar un vídeo de estos acelerados que se hace con la técnica del time lapse. Utilizo Droid Time Lapse Pro. He cambiado el soporte del móvil en el manillar dejándolo que apunte hacia adelante en el sentido de la marcha. Creo que le dije a la aplicación que tuviera tiempo infinito de grabación, pero o me equivoqué o tiene un bug porque a la hora justa se cortó. También podría ser que andaba justo de batería, pero no creo que sea eso. Mañana lo probaré otra vez. Y sí, ya lo sé. se ve MUY ACELERADO. Le puse capturas cada 5 segundos; lo bajaré mañana a 1 ó 2 segundos a ver si sale más fluído. En cualquier caso queda curioso. Aquí va:

Y por último, vamos con el tercer análisis del recorrido:

Pág 21: se sigue la pista de carros donde lo dejamos en la entrada anterior; se pasa el centro de reforma y el CETI. En la toma del pdf no queda muy claro si se cruza el puente sobre el río o se baja por la pista que hay al lado y se cruza el cauce (en este último caso ATENTOS a la bajada que es muy estrecha); se cruza la carretera de Farhana y se prosigue por el descampado y se cruza la carretera del Cerro de Palma Santa. Aprox. 0’66 km.

Pág 22: se sigue por la pista de carros hacia la carretera de Hidúm. Aprox. 0’39 km.

Pág 23: llegados al campo de fútbol que hay allí se gira la izquierda y se bordea la zona que lo delimita (además del solar de la empresa de reciclado de coches). Ojo, que como haya llovido recientemente allí no es que haya charcos sino lagos, y además ocupando todo el ancho de la pista. Se sale después a la carretera de Hidúm en sentido hacia el centro y al llegar a ella, se empieza a subir la famosa cuesta de la Peseta. Aprox. 0,95 km.

Pág 24: Se sigue subiendo la cuesta, y a unos 300 metros de dejar la zona hormigonada tomamos una pequeña pista a la derecha. Aprox. 0,80 km.

Pág 25: se empieza a rodear ese tramo de la Cañada -por la pista-, yendo en paralelo más o menos al perímetro del Tercio de la Legión. Ojo esta parte no la tengo muy controlada; la voy a hacer este fin de semana. La amplío por tanto la semana que viene. Aprox 0,79 km.

Pág 25 y 26: idem de lo anterior: por lo que se ve en el plano se sigue rodeando POR DENTRO el Tercio ¡pero no estoy seguro!; de hecho no sé siquiera si esta pista es accesible fuera del día de la carrera. De todos modos aparenta ponerse en paralelo a la carretera de la Cañada y seguir hacia el Tercio. Aprox 0,89 km.

Pág 27: Se sigue por dentro del cuartel del Tercio hacia lo que parecen unos barracones o naves que están dentro y se prosigue hacia dentro del cuartel. Esta parte seguro que no se puede hacer nada más que le día de la carrera (o si eres Legionario y trabajas allí, que las puedes entrenar antes. SI ESTÁS LEYENDO ESTO Y LO HAS PODIDO HACER POR FAVOR, COMÉNTALO PARA QUE LOS DEMÁS NOS HAGAMOS UNA IDEA). Aprox 0,39 km.

Pág 28 y 29: Se sale del Tercio, se atraviesa la carretera de Cabrerizas y se rodea el poblado en dirección a la explanada donde se hacen maniobras y desfiles (y donde todos los melillenses hemos aprendido a conducir). Aprox 0,76 km.

Pág 30: se atraviesa la explanada pegados a su lado iquierdo. Aprox. 0,34 km.

En total (y siempre aproximadamente) 7,18 km.

Bueno, este tramo es ya más complicado que todos los anteriores. No puedo dar muchos detalles de la parte intermedia que discurre por el Tercio, pero la cuesta de la peseta y la pista que se coge para ir hacia la Cañada son duras, tanto por inclinación como por . A ver si hay suerte y llueve algo antes del día de la carrera y no se levanta mucho polvo, porque PARA MI ese es el principal problema. La cuesta de la peseta -en mi opinión- hay que tomársela con calma, desarrollo muy suave y esperar a que se pierda inclinación para intentar ponerlo más duro, porque de lo contrario nos vamos a dejar los higadillos allí.

Os dejo que voy a seguir currando algo. Espero vuestras visitas.

Saludos.

II CARRERA AFRICANA. V – ANÁLISIS DEL RECORRIDO (2º)

Ayer hizo un día de mucho mucho viento de poniente en Melilla (rachas de 70 y tantos km/h). No me imagino cómo sería la carrera si el día 5 de abril se presenta así; teniendo en cuenta que el viento de poniente presenta siempre una componente de norte muy acusada, y como los tramos se incrementan de dificultad en dirección sur hacia el norte, pues íbamos a tener un día muy jodidillo. El próximo día que sople fuerte el poniente me voy a proponer subir la cuesta de la peseta a ver cómo la resuelvo.

Bueno, volvamos al recorrido. En la anterior entrada nos quedamos en la página 10 del primer fichero; empezamos hoy entonces en la 11 (recordad, las distancias son aproximadas):

pág 11: seguimos el camino que discurre en paralelo a las últimas naves, y al llegar al final se da la vuelta, se atraviesa el cauce del riachuelo que pasa por allí y se retoma el sentido contrario por la conocida pista de carros. 0,81 km.

Pág 12: se sigue la pista de carros: se pasan los campos de fútbol, también el colegio Pedro de Estopiñán. 0,77 km.

Pág 13 y 14: continuamos por la pista de carros en dirección hacia el aeropuerto y la seguimos en paralelo a la pista. 0,89 km.

Pág 15: justo antes de empezar el tramo de la pista de carros que -hacia abajo- nos lleva a la carretera de la Purísima giramos a la derecha y nos metemos dentro de la Base Alfonso XIII. 0,85 km.

Pág 16: se recorre parte del perímetro del muro exterior de la base. 0,84 km.

Pág 17: se atraviesan las cocheras y talleres de la base. 0,44 km.

Pág 18: se bordea ahora la explanada donde se realizan los actos militares (y también el aparcamiento interior que está justo al lado) y se prosigue el rodeo del muro perimetral de la base. 0,89 km.

Pág 19: y se vuelve a salir a la pista de carro por la misma puerta que hemos utilizado para entrar la base y nos dirigimos hacia el cruce de la pista de carros con la carretera de la Purísima. 0, 70 km.

Pág 20: se prosigue por la pista de carros hacia el centro de reforma y el CETI. 0, 70 km.

En total (aproximadamente), unos 6,89 km.

Hasta aquí el día de hoy. Este tramo sigue siendo muy suave (quitando en su caso el repecho de poco más de 50 metros que salva el desnivel de la pista de carros desde la rotonda del colegio Pedro de Estopiñán con la pista) SIEMPRE que no sople el poniente como he dicho al principio. Si soplara el poniente fuerte se puede hacer muy penosa puesto que todo el tramo es en sentido contra el viento, de cara y sin protección.